Bautizo submarino – Costa Brava

 

Una de las experiencias de las que más disfrutamos en Piscis Diving Costa Brava es la de un bautizo submarino, ese primer contacto con el fondo del mar mientras puedes respirar dentro del mismísimo mar, es algo que no tiene comparación, es un reto que debemos superar, convencer al cerebro que somos capaces de respirar bajo agua se convierte en la primera sensación de control que sentimos al realizar el Bautizo submarino – Costa Brava  por primera vez.

bautizo-submarino-diving-costa-brava

Todo empieza así

Una vez tienes decidido que quieres tener la experiencia de probar un bautizo submarino, sea porque has tomado la iniciativa o porque alguien que te quiere mucho te lo ha regalado, comienza una cascada de pensamientos sobre tu primer bautizo, ese momento en el que puede entrar en conflicto tu consciente con tu mente pensante, y es normal, porque, tu cerebro empezará a preguntarse y a hacer que te cuestiones el ¿Cómo es posible que respires bajo el mar? Los nervios de lo desconocido se intentarán hacer con el control de la situación, ¿Y cuantos metros de profundidad bajaras? ¿Será del todo seguro? ¿Sabré cómo hacerlo? ¿Y si algo sale mal?… Estos y algunas preguntas más estarán rondándote la cabeza, forzándote para que desistas de pasar por el mal trago de una primera experiencia mediante tu bautizo de buceo, pero déjame decirte que es normal, incluso te diré que bueno, no saber que viene después puede ser tremendamente emocionante, no tener el control de la situación es difícil de combatir, iniciarte en una nueva aventura es un subidón de adrenalina que si eres capaz de aparcar tus miedos, tus incertidumbre o tu desconfianza, tendrás el privilegio de tener una de las sensaciones más extraordinarias que jamás hallas vivido.

¿Nuestro consejo?

Déjate llevar…

Puede que estes leyendo esto y seas de los que ya lo han probado alguna vez y por una mala práctica o porque no era tu día, tuviste una mala experiencia y ahora puede que estes pensando…  -Ya lo probé y no es para tanto, Nosotros defendemos  que si, si es para tanto, o incluso para más.

Poder planear bajo las aguas del mar, adentrarte en un mundo totalmente desconocido donde cada día, en cada inmersión, la función es diferente, los actores interpretan un papel nuevo cada día, la escenografía ya no es la misma que la ultima vez, vale la pena, y mucho, poder ver como es la vida marina en primera personas, tener al alcance de tus ojos formas de vida que si no  las ves difícilmente te la creerías, es como para que dejes de leer este artículo, agarres tu bañador y vayas a buscar tu centro de buceo más cercano, o eso, o te vienes a la Costa Brava y disfrutas de tu bautizo submarino en nuestro centro y con nuestro equipo.

¿Qué hago para iniciarme con un Bautizo submarino?

La cosa funciona así, por lo menos en Piscis Diving,  claro está.

Puedes coger tu vale regalo desde nuestra web, o llamar a nuestro número de atención al cliente +34 617 885 454 donde te atenderemos con mucho gusto.

¿Ya tienes tu cita con nosotros?

Pues entonces relájate, porque desde que llegues al centro estarás en todo momento acompañado por uno de nuestros instructores certificados oficialmente por PADI te tomarán las medidas para ver que traje es el que mejor se adapta a tus necesidades, tanto el traje de neopreno como las aletas, máscara y plomos, serán seleccionados con mucho cariño para que tu experiencia sea desde el principio algo que quieras recordar mucho tiempo, a fin de cuentas, el primer bautizo submarino debería ser el mejor momento de contacto con el mar, antes de bajar con tu bautizo submarino, realizaremos un briefing, o lo que es lo mismo, recibirás las instrucciones necesarias para que sepas por ejemplo, cómo comunicarte con tu instructor una vez las palabras se hagan mudas, la forma correcta de respirar, como ponerte el equipo, también sabrás que tipo de animales puedes ver, la zona donde se realizará el bautizo o los metros a los que bajarás.

Curso-bautismo bautizo acuático-submarino

El momento que estabas esperando.

Por fin, después de las instrucciones y ya dentro de tu equipo, empieza a acercarse el momento que estabas esperando, tu bautizo submarino cada vez está más cerca y tu empiezas a notar los nervios más que nunca, la adrenalina está a tope, llega el momento de subir al barco, una vez dentro se encienden los motores, las botellas están bien agarradas en el centro del barco, tú te sientas en la parte neumática del barco y… ¡En marcha! Nos dirigimos a la zona donde tendrá lugar tu experiencia, las sensaciones se mezclan, por un lado, la incertidumbre, por otro el subidón por que saber que estas a muy pocos nudos de distancia de disfrutar de un fantástico bautizo de submarinismo, y no solo de un bautizo, no, de tu bautizo submarino, nada más y nada menos.

El capitán del barco detiene los motores, el instructor que no se ha separado de ti en todo momento te dirige la mirada, quiere que te centres en él. Te dará un pequeño repaso para verificar que las instrucciones que te ha dado momentos antes siguen estando en tu memoria, antes de terminar de ponerte el equipo completo te pedirá que te lances al agua, esto ayuda a relajar el cuerpo y a que el traje recoja un poco de agua que te ayudará a equilibrar temperaturas.

¡Ahora sí!  Con la ayuda de una escalera que porta el barco subirás a la embarcación para completar tu equipo, el instructor se ocupará de que este todo correctamente, una vez tengas tu equipo al completo solo quedará que sigas las instrucciones de tu instructor para entrar al agua, una vez estés en el agua con tu mascara puesta, se te pedirá que vayas metiendo la cabeza bajo el agua para ir probando la respiración, estas empezando a fliparlo, este ejercicio ayuda a que tu cerebro entienda que sí, que es posible respirar bajo agua y que no pasa nada.

Ahora viene el momento de la inmersión, en este momento solo tienes que prestar atención al instructor, él te cojera del chaleco de flotabilidad, frente a frente, te hará una serie de señales y entonces empezareis a descender, en ese momento sabes que dependes del instructor, lo que él te diga es lo único que vas a hacer, como si de una hipnosis se tratase, bajáis un poco, paráis, descompresión, ¿todo ok?, bajáis otro poco, descompresión, ¿todo ok?, continuáis bajando, ¿Todo ok? ¿No? Subís un poco y descomprimes, ¿Ok? Ok, bajáis, bajáis y…. el instructor, como si de un truco de magia se tratase te da un giro y te deja flotando en horizontal, es en eso momento cuando tienes ante ti la visión más increíble que hayas visualizado jamás, toda una proeza, formas parte de un medio totalmente desconocido y, además, respirando… todos aquellos nervios, inseguridades, incertidumbres o pensamientos se quedaron en la superficie, ahora, entras en otro planeta, ahora solo puedes disfrutar.

Y aunque el instructor estará en todo momento a tu lado y muy pendiente de ti, el resto de la aventura tienes que vivirla por ti mismo, como te he comentado antes, cada día es un escenario completamente diferente y cada individuo vive su experiencia a su manera.

bautizo-submarino-costa-brava

Espero que tu aventura la vengas a vivir con nosotros.

¿Has pensado alguna vez en probar a hacer un bautizo submarino?
Si tienes algún freno y por eso aún no te has decidido ¿Cuál es tu freno? Me encantaría que compartieses tus experiencias con nosotros en los comentarios del blog.

Hasta la próxima aventura.