¡EMPEZAMOS LA TEMPORADA 2008 MÁS CERCA DEL MAR!

Próximas Salidas:

– Sábado 26 y Domingo 27 de Abril : Salida a las 10h en el centro

Os adelanto nuestra nueva ubicación en el puerto de Sant Feliu de Guíxols a tan solo 25 metros de nuestra embarcación!

Si todo va bien y conseguimos dejarlo curioso hasta final de mes, empezaremos a hacer las salidas directamente desde el local del puerto en las próximas semanas, ahorrándonos el trayecto en furgoneta hasta el barco.

Nos hace mucha ilusión este logro ya que llevamos muchos años intentando conseguir un hueco en el puerto de Sant Feliu, y finalmente ha llegado el gran momento.

Esperamos de esta manera estar más integrados en las actividades del puerto y poder repartir nuestro mensaje a tantas personas como abarquemos para dar a conocer nuestra querida Mar mediterránea, con su futura reserva marina dejándose entrever ya por las esquinas.

Os paso el último cuaderno de Bitácora de Fran. Espero que lo disfrutéis.

Un abrazo muy fuerte a tod@s !

Janine

————————————————————————————————-
Cuaderno de Bitácora Piscis Diving, 16.04.08 : “Se buscan embajadores subacuáticos”

Hola buzos,
pensaba yo que, al llegar al mediterráneo y con el frío que hizo estos días, el agua estaría helada, pero cual fue mi sorpresa al meterme en el medio acuoso: ver que los 14 grados no me dejaban fuera de juego. Los buzos con sus húmedos de 5 mm apenas se quejaban al notar el agua resbalar hasta la rabadilla del culo. Algunos valientes incluso, con la emoción del momento, se planteaban el ponerse la capucha, siendo esta una de las extremidades que menos se utiliza y la que más se enfría: la cabeza.

La visibilidad esta mañana rondaba los 20 metros, incluso después de haber tenido días atrás la tormenta de granizo que dejó todo marrón. En cuestión de horas el agua nos abrazaba con una visibilidad excelente. Me encanta Sant Feliu de Guíxols. Te quiero mediterránea de mis amores….

Era un día especial, como todos aquellos en los que te sientes libre, con jefa militar incluida. Era un día simbólico. Era el día que se comenzaría a tomar la topografía del fondo submarino de Sant Feliu de Guíxols. En el barco: biólogos, buceadores, concejales y medios informativos tomaban posiciones. El mar plano como el aceite, apenas se movía. La visibilidad invitaba a la inmersión. Las risas se sucedían a bordo. La tarea noble, donde las haya: se trataba de poner un chaleco salvavidas al arrecife y así protegerlo de alguna manera de oligoelementos de aquellos que pasan con su yate nuevo de trinca a dos centímetros de tu nube de burbujas de paz. Se trataba de proteger de aquellos que sin escrúpulos dan caza a meros de apenas 4000 gramos, como los que se pescan en campeonatos, y que todavía no son ni reproductores y además ya no quedan. Se trataba de proteger un ecosistema de lo más variado y rico. Ese era el objetivo, ese es el objetivo, la función de los buzos: mirar el tipo de fondo para más adelante poder balizar la zona, dándole un uso de zona bañista y así, mientras la administración se pone las pilas con lo de la reserva, le daríamos al arrecife una tregua. Por lo menos hasta finales de octubre, cuando todas las leyes de protección caen por su ineficacia, se acaba la temporada de baño y se retiran las boyas que ahora lo protegerán.

Al entrar en el agua alucino, se ve el fondo, deben de haber más de 20 metros de visibilidad. Los espirógrafos, aquellos gusanos plumeros, están completamente abiertos, no se asustan, comen y comen … El agua, sin apenas ruido, nos está llamando, la profundidad y el azul es hipnotizador, es mi primer buceo en el arrecife de Port Salví después de la llegada de Tailandia. Dani, que se vino conmigo a trabajar a Asia, con su mirada al entrar en el agua lo dice todo: estamos en casa, conocemos todos los peces y no me refiero por el nombre científico, sino por mote que les terminamos poniendo a aquellos seres que son capaces de sobrevivir a tantos peligros.

– “Mira ese. Es el tordo de la grieta del camello.”

– “Esa es Ramona, la escórpora más grande de la zona”.

– “Ese es Ramón, el congrio de la tercera cueva”.

La caída hacia el fondo va sucedida de un suave aleteo. Entre la arena y una roca se desliza una raya mosaico de más de un metro. Nos paramos a mirarla sin molestarla, los peces tres cola nos rodean, son de color naranja y los veo más bonitos que nunca, creo que será la narcosis. Unas langostas nos dan la bienvenida con sus antenas:

– “Ya llegasteis!”.

Un pulpo nos mira frunciendo el ojo, está como mosqueado. Debido a la narcosis enseguida la comunicación con el arrecife se hace fluida, los peces me empiezan a comentar el invierno:

– “Pescadores sin escrúpulos estuvieron arrastrando por la piel del arrecife. Jaulas mata pulpos son arrastradas por esta sábana de vida que cubre a este gran ser vivo. Peces de plástico provenientes de la pesca deportiva están enredados por las rocas. Palangres de pescadores están por todas partes”. Señal de la desesperación de un sector que todavía se dedica a cazar y no producir, ni respetar, ni vedar zonas para que se termine de recuperar lo que les da sustento y para colmo, cuando empezamos el ascenso, nos encontramos con una red que cruza por todo el arrecife, comunidades de coral truncata muertos, peces muertos, pulpos muertos, pececillos muertos.

Que pena. Podría haber salido con un buen sabor de boca y salgo con el amargor de ver como nos estamos cargando el planeta. Sí, y digo planeta porque este trocito de arrecife en el que tu también has buceado es un trocito de planeta, es un trocito de nuestra madre naturaleza, gran óvulo que nos da vida.

Comer hermanos, comer. Comer gambas de palamós, pero sabed que vienen de matar a tu madre. Comer hermanos, comer pulpo, pero sabed que están matando a tu madre. Comer pez de palangre, comer hermanos, comer, pero sabed que estáis matando a vuestra madre. Es así, así de triste. Los pescadores son los últimos cazadores, cazadores que exterminaron especies. Cazadores que nada más quitan, nunca ponen. Restan, nunca suman. Si se les queda una red enganchada, ahí se queda. Si se les queda una línea de varios kilómetros de palangre perdida, no la buscan, el mar se lo come todo. La mayoría tratan al mar como una pta, y no como una madre, pero, ¿sabéis a quien le tienen más miedo los políticos?, a los pescadores. Se ve que los políticos no ven que solo en Cataluña hay 40.000 buceadores que les interesa ver la naturaleza en pleno esplendor. ¿Cuantos pescadores hay?, ¿cuantos pescadores legales hay?, ¿cuanta policía hay?. El año pasado, en la reserva de Ses Negres, en Begur, se tramitaron más de 100 denuncias, ninguna se hizo efectiva, ¿porque?. ¿Tan poco nos importa la naturaleza?, ¿tan poco nos importa la ruina que les dejaremos a nuestros hijos, la basura, la muerte?.

Tengo un nudo en el corazón cuando veo enfrente mío a la administración que prefiere no perder votos a proteger a un animal que están maltratando de esa manera. Maldita política. Maldito capitalismo. Malditos resultados electorales. Todo se resume en no perder el voto o no perder ni un céntimo.

Es como si el lince todavía se pudiera cazar porque a alguna asociación de caza le interesa. La diferencia es que al lince, la montaña, el monte, lo ve todo el mundo y como el mar está tan limpio en la superficie, pues el ciudadano de a pie no sabe la maravilla que tiene delante de su casa y que también es suyo.

Por eso os digo a vosotros, embajadores del medio subacuático:

– “Gritad. Despertad de este mal sueño. A todo aquel que caiga en vuestras garras destrozadle el corazón. Explicadles aquellas maravillas que os hicieron estremecer debajo del agua. Explicadles aquello que sentisteis, y gritad, gritad tan alto que hasta el mismísimo Neptuno os oiga desde lo más profundo del océano, del mar, de nuestra mar mediterránea”.

Haz algo, aunque sea poquito. Las cosas grandes se hicieron por un cúmulo de cosas pequeñitas y tu eres grande.

Tus pequeños te lo agradecerán. Despertad embajadores subacuáticos. Despertadlos.

Buen Buceo Buzos.

Fran

PD: (Janine) Si se hiciera reserva, nos dicen que siempre sería marítimo pesquera, lo que significa que se puede seguir pescando con la pesca artesanal y esto parece un gran logro ya que nos deshacemos de los arrastres, pero cuando ves el impacto que sigue teniendo sobre el fondo, aquellas redes que rascan el fondo cuando son recogidas, sin importar si pasan por encima de los nidos de los tordos, o los huevos de los nudibránquios, o los espirógrafos o tantos otros seres vivos sumamente delicados y en peligro, entonces realizas que al menos una parte de la costa tiene que estar completamente vallada a cualquier actividad de sustracción para fomentar la reproducción de las especies y la salud del mediterráneo. Falta planificación y mucha comprensión de la situación real de nuestros mares. Hasta un niño entiende que si no existen zonas protegidas de los cazadores, pronto no quedará nada por cazar. No tengamos miedo a ceder a la naturaleza un poco de lo que nos hemos apropiado y sembremos las semillas de la esperanza para el día de mañana. Abandonemos las artes destructivas y pensemos en una solución antes de vernos con el desastre. No esperemos a vaciar el océano como hicimos con nuestras aguas o nuestros bosques o nuestros ríos y ganémosle a nuestro destino que de momento se avecina seco, muerto. Hagamos tambalear la balanza de los que nos llaman locos o extremistas, o pacifistas, o lo que sea, y que cada vez sean menos. Que la voz de los que tienen el sueño de una tierra sana y productiva que nos alimenta y nos alberga sea la que gane sobre las voces del miedo y la especulación. No es malo tener una creencia, si después de creértela te sientes bien, son sagradas, nos influencian en nuestra vida y la cambian. Tu eliges lo que quieres creer. Te deseo que no creas en el miedo. Atrévete al cambio. Cambia tu vida.

Un abrazo muy fuerte.

Piscis Diving
Av. El Fortím
(Edificio del Antiguo Club Náutico)
17220 St. Feliu de Guíxols
Tel: 972.32.69.58
Móv.: 617.88.54.54