EL BUEN TIEMPO SE ALARGA Y
EL INVIERNO SE HACE ESPERAR

Estamos abiertos
Reservas: 617.88.54.54

CURSOS Y SALIDAS TODOS LOS DÍAS

Sábado 15 y Domindo 16 de Noviembre 2008, 10:30h

¡NOS VEMOS DEBAJO DEL AGUA!

Hola buzos,
los buceos caen uno detrás de otro. La temporada aun se estira un poquito más. El agua de 16º a 18º grados. La visibilidad de 10 a 15 metros y el fondo lleno de vida.
Silencio, se bucea.
Diez de la mañana, el día amaneció con un sol radiante, la luz era espléndida, los buzos preparaban el equipo. Últimos retoques y chequeos. De repente la superficie hierve, reflejos brillantes, saltos espasmódicos rompen el cristal marino, peces serpenteantes dan caza a bogas desprevenidas. La superficie se rompe una y otra vez. Buzos hambrientos de aventura comprueban el aire, la señal de salto es dada, uno tras otro abandona la semirigida…. El banco de peces al sentir el estruendo del hombre rana al penetrar en el medio acuoso va en su busca de su protección, rodeándolo por momentos. Mientras tanto en la lejanía se esconden voraces depredadores en busca de la supervivencia. Peces aguja cosen una y otra vez este mar de gotas en busca del desayuno, pero se mantienen a distancia, el hombre rana es muy grande, torpe pero grande y sirve de escudo para las pequeñas bogas.
Madre mía, que maravilla de mediterráneo, a penas unos días de temporal y en 4 o 5 días ya está otra vez listo para el buceo. Se podría decir que en Sant Feliu de Guixols está garantizado el buceo el 90% del año. La visibilidad enseguida se recupera. Los peces siguen en su sitio. Los filtradores cerrados por la polución amagan sus colores, otros sin embargo aprovechan para lucirse más que nunca. El banco gigante de llíseras deambulan estos días en una migración que no sé a donde las conduce. Hay tantas que desde la superficie se las puede observar como rompen la tensión superficial dejando al descubierto su hocico olisqueador. Paramos los motores y nos ponemos a observarlas. Da la sensación de que las podrías coger, aunque al mínimo cambio de luz enseguida ganan profundidad, perdiéndolas de vista durante un momento.
Queremos preparar la última nocturna del año para el día 22 de noviembre.
Será como siempre, con toda la paz del mundo. El buceo lo realizaremos en el jardín si la corriente nos lo permite. Es un buceo que muchos de vosotros ya habéis buceado.
En esta época del año nos podemos llevar alguna sorpresa si Neptuno lo ve conveniente, calamares desovando, rayas tembladeras de esas que dan calambre, algún congrio de arena de aquellos que se clavan en la arena para poder despistar a sus depredadores. Es blanco, rosado al brillo de nuestro foco. También se podrían ver golondrinas de mar, esos peces que tienen las aletas superdesarrolladas y en los bordes una línea azul. Las cartas están echadas si el tiempo lo permite. La nocturna ya empieza a coger color.
El fin de semana se presenta bueno, el sol parece que hará acto de presencia. La previsión marítima es muy buena y las ganas de nitrógeno me hacen saltar de la silla al mínimo indicio de aventura subaquática.
A ver qué maravilla nos regala el mar este fin de semana.
Buen buceo buzos,
Fran.