Cuaderno de bitácora  de julio de 2011

Buz@s , el mar esta que revienta de vida, por donde quieras que mires ay te encuentras el espectáculo.
La mayoría de las veces nos tenemos que conformar con vida minúscula, aun furtiva de los cocineros innovadores, capaces de freír a una anémona, sin saber que esa misma anémona da cobijo a una gambita que lleva un corazón tatuado en la espalda, la gamba se llama periclimenes, si no la conocéis podéis buscarla en imágenes en Google.

Con estos días de nubes, los mocos pueblan todas mis cavidades, la compensación en algunos momentos se hace complicada, el descenso en lento y con algunas paradas y subidas, para poder liberar algo de presión de mis senos, al final y con un poco de esfuerzo estoy ya a 30 metros, el agua esta templada y las nubes de superficie dan un tono azulado a esta mediterránea en la que me sumerjo a menudo, cada día que pasa tengo mas ganas de bucear y con esta mar dulce que nos abraza en cada uno de nuestros buceos, la labor se hace fácil, solo algunos barcos que surcan la superficie interrumpen mi estado de trance.

Entre las sobras de las rocas, sobresalen antenas de langostas, que medio escondidas muestran la preciosidad de este ser, de todas las langosta que vi a lo largo de mi vida submarina, la langosta mediterránea es para mi la mas bonita de todas, sus colores su forma y lo agradecida que se hace al fotografiarla, la convierten en uno de los animales mas codiciados por los submarinistas, alegrándose enormemente estos al encontrar una pared completamente poblada de este crustáceo. En Sant Feliu de Guixols, de vez en cuando tenemos la suerte de contemplar este espectáculo. Dura poco este momento, enseguida algún abuelo jubilado de la pesca, cala su red y los pocos bichos que estén por ay sean de la medida que sean, se capturan aun que sea para hacer un arroz.

Menudos arañazos se lleva el arrecife día a día, sin contemplaciones, son 4 contra 1000, cuatro pescadores, contra 1000 submarinistas que contemplan el arrecife, como podemos esperar tanto en arreglar este asunto.

Esta mañana , vino una apneista que quería llevar a sus amigos a hacer snorkel, y la mande a la zona balizada de Port Salvi, a las pocas horas y con falta de aliento, me llama exhausta diciéndome que terminan de ver llegando desde el azul, con un movimiento mágico, un pez luna.

Apenas si hace unas semanas que se balizo el Port Salvi y ya tenemos huéspedes, bancos de peces por todas partes, que bonito esta el mar cuando rebosa vida, es realmente un momento de clímax.

Buen buceo Buz@s.

Con apenas 300 metros de proteccion de la costa la vida brotaria por todas partes, seria como un pequeño oasis, limpio de ruidos y extractores de lo ajeno.