PRÓXIMAS SALIDAS PISCIS DIVING
Sábado 1 de Mayo : 10h
Domingo 2 de Mayo: 9h – AMARRADOR!!

Hola buzos,
El mar en calma, la temperatura subiendo, la visibilidad de 20 a 25 metros, botellas a punto pa darle al nitrógeno.

Una vez más, la naturaleza, la Biodiversidad, la seguridad de los practicantes del submarinismo, estan en peligro de muerte. Al parecer este año, en el plan de usos de las playas de SANT FELIU DE GUIXOLS, no se le ha autorizado, al ayuntamiento, a balizar con bollas el arrecife de port salvi. Osea que los seres vivos de esta comunidad subacuática están de luto, se les podrá dar caza, una vez más se podrá pasar por encima causando un estruendo igual o superior al que sufren los seres humanos que viven cerca de un aeropuerto…

Esas mismas embarcaciones cruzaran por lo que antes era un lugar balizado y sin ruido, perturbando toda paz subacuática. Las comunidades que lograron sobrevivir durante el balizamiento se verán acosadas una y otra vez hasta su más entera destrucción. Los buceadores verán pasar hélices sin remordimientos, guillotinas salvajes, en busca de una cabeza despistada.

Todo por un pedacito de tierra que se disputan saqueadores del medio, con derecho a sustraer todo ser que se precie, sea o no el último mero del arrecife o el último trocito de coral, o lo que sea que tenga vida.

La federación española de actividades subacuaticas (FEDAS) tiene gran parte de culpa, siempre alegando que es ilegal tener balizada una zona donde buceadores pacíficos practican su actividad en harmonía con el medio, donde apneistas no corren peligro al estar la zona libre de embarcaciones que los puedan lastimar y todo ello porque, según unos señores de la federación, no es legal.

Es tan pequeñito el trocito de mar del que estamos hablando, pero tan simbólico a la vez,. Qué ridículo me parece el no apoyar a la comunidad botellera desde la federación, se podrían estar preocupando de balizar ellos las zonas de interés medioambiental y subacuático.

Tengo el corazón partido, la lucha fue dura. Conseguir cuatro bollas fueron muchas reuniones, hablando con personas que les importa un pepino la naturaleza, seres que se les llena la boca con eso que llaman país. Poco a poco veo desaparecer, inmersión tras inmersión, seres fantásticos que ya nunca volveremos a ver. Maya se está muriendo. Nosotros la estamos matando.
– “¡Qué más da! otro lo hará. Yo solo cojo el pez más grande”,
– ” yo un puñado de mejillones y ya está”

Poco a poco, desaparece nuestro mar.
Poco a poco solo agua salada mezclada con anti fouling, vertidos de las depuradoras, plásticos, sedales, redes a la deriva y rastros de barcos de arrastre será lo único que podremos contemplar.

Amantes de los fondos submarinos, amantes de la naturaleza, eso será lo único que nos tocará ver si no nos ponemos las pilas y empezamos a hacernos ver ante la administración.

Todos tenéis Internet y los e-mail de las administraciones competentes los encontráis en este maravilloso medio, llave del conocimiento, bendito Internet! Fuerza y a darle a la tecla!

Jugándonos la vida.
Domingo 25 de abril de 2010  hora 14:00 en PISCIS DIVING

– “Que pasa Doctor Diver”, le pregunto,
– “Tenemos una red que pasa por encima del Amarrador. ¿Qué hacemos?

Qué podemos hacer me pregunto yo. Pues lo de siempre, actuar. En menos que canta un gallo el teléfono hecha chispas. Necesito buz@s. En 24 horas el operativo ha de estar listo, cuanto más tiempo pase peor será para el arrecife y más difícil de realizar el trabajo. Según indicaciones de doctor Diver, el tipo de red es de las peligrosas, de las de fácil enredo, de las que dan miedo.

Los buceadores apostados por toda la provincia, son interrumpidos en su domingo de descanso. El OK es inminente, los planes son pospuestos a un mañana venidero, el entusiasmo por la aventura nos da sensaciones a flor de piel.

La tarde pasa en una terraza tomando unas cañas, aquella red que en principio era espantosa, parece cada vez hacerse más pequeña, hasta el punto que en un momento dado, la red no estaba abandonada sino activa. Un sudor frió me corre por todo el cuerpo, le he dado al botón rojo y los buz@s ya están preparando la operación, dando excusas a sus familias y rascando tiempo de este mundo occidental para poder liberar de aquella red el arrecife que tanto amamos.
– “Pero … doctor Diver … que me estas contandoooo!!!”
– “No sé!!! creo que la narcosis me hizo magnificar las situación”.

La conversación me acelera las pulsaciones, no puede ser, que la narcosis te borre la realidad y menos cuando estas tomando unas cervezas y menos cuando la cerveza me la estoy tomando yo y no él.

Así es la vida, te levantas por la mañana, le das al botón y se presentan 8 buzos equipados con herramientas de corte, con ansias de rasurar ese arrecife tan hermoso que es el Amarrador de aquella maldita red. La red lo envuelve todo, como la funda de un paraguas. En ella, enredados, agonizan seres vivos salvajes hasta ese momento. Se debaten espasmódicos en su encuentro con la muerte. La visibilidad es increíble. Estamos a 30 metros y tenemos una visibilidad de 25 metros. En el plasma salado aparecen como por arte de magia medusas que van a su rollo, se mueven todas a la vez, parece que están en una discoteca.

A una altura de seguridad, velo por los buzos que con sus tijeras le hacen la cirugía estética al arrecife. Algún pez aun tiene la suerte de salir con vida. Las langostas que salvamos, en la desesperación de zafarse de aquella soga, se rompieron las antenas, qué lástima. Las escórporas más enormes que teníamos en esta zona están muertas, su color blanquecino nos indica que la red ya hace tiempo que mata sin compasión a diestro y siniestro.

Los buzos están tan entretenidos con su tarea que apenas si se dan cuenta que tienen que empezar el ascenso. La profundidad y la corriente nos hacen gastar aire sin parar, uno a uno, comienzan la procesión hacia la superficie. En sus caras se dibuja la satisfacción de haber limpiado un poco este mar mediterráneo, agonizante, maltratado día a día.

Uno de los buzos, hipnotizado por aquella malla mortífera, sacude una y otra vez la red para que una estrella de mar quede liberada. Le toco con cuidado el hombro, no quiero despertarlo bruscamente de aquel trance de desesperación, y le indico que nos tenemos que marchar.

En la parada de seguridad nos espera una botella a 5 metros de profundidad y todos los buzos con aquella cara de ilusión de haber hecho algo lo dice todo. Una vez más hemos triunfado. Una vez más vimos lo que es capaz de hacer el ser humano por un puñado de euros, dejar abandonada una red sin importar el tiempo, matando a todo aquello que se le antoje.

Gracias Buz@s por vuestro compromiso.

Buen buceo,
Fran

PISCIS DIVING
ESCUELA DE BUCEO A 60 MIN. DE BARCELONA
Av. El Fortim s/n
(Ed. Antic Club Nàutic)
17220 St. Feliu de Guíxols
Tel: 972.32.69.58
Mob: 617.88.54.54
www.piscisdiving.com