Hola buzos, 
La mañana amanecía llena de ilusiones, buzos de tribus colindantes se daban cita en Sant Feliu de Guíxols para danzar a son de mar, envueltos en el azul, ataviados con sus neoprenos, botellas y demás maquinarias espaciales Se sumergen en el azul, ingrávidos, semejantes a astronautas. Los hombres rana buscan la profundidad, el descenso se acompaña de la correspondiente compensación, los grupos estan más que definidos, las tareas encomendadas a cada buceador son ejecutadas con ritmo celestial. Es 11 de Septiembre, díada de Cataluña, en territorio de nadie comenzamos la inmersion.

Estamos en Piscis Diving, briefing y nos vamos al agua.

Son como parte del plancton, su equilibrio y flotabilidad sus movimiento lentos, casi en cámara lenta. 

La luz del sol rompe el azul, penetrando sus rayos y dejando una paz angelical. El buen royo y la calma hace a los buzos parte del medio acuoso. Comienza el espectáculo, uno tras otro van dando forma a las torres subacuáticas, los buz@s sin aletas se van poniendo en posición, la flotabilidad es muy importante, pero también lo es la fuerza de las burbujas al ascender desde una columna de 5 plantas de gente respirando.
La base esta anclada al fondo, la corriente los arrastra suavemente, desequilibrando aquel monstruo humano, que se eleva 12 metros de altura con una chimenea de aire a presión que los ciega por momentos. Los pies sin aletas se enredan entre los latiguillos llegando a arrebatar el regulador de algún buzo con falta de piezas dentales.

Las aletas en el fondo, atadas con un cinturón de plomos, parecen una anémona que nació de la nada, los buzos se ocultan detrás de ella, coloridos trajes, respiraciones excitadas después del esfuerzo le dan movimiento a aquella anémona multicolor.

Los buzos después de terminar los castillos se divierten probando todo aquello que no se les enseño en ningún curso, como por ejemplo: quitarte los escarpines y andar por la arena a 12 metros de profundidad, siempre eso sí, con la mirada atenta de los buzos de seguridad que en todo momento velaron por la seguridad del grupo.

Una vez más nos reunimos con un deseo claro de todo el colectivo subacuático, ese deseo es un mar con Reservas Marinas donde una espécie marina aparecida recientemente llamada submarinista, hombre rana, buz@… se le considere parte fundamental del ecosistema debido a su labor de pez limpiador. El buceador es fundamental en el medio marino.

Semanas después, 80 buceadores de todas partes limpiaron los fondos marinos de Sant Feliu de Guíxols.

Castillos humanos por una Reserva Marina en Sant Feliu de Guíxols.

Buen buceo buzos,
Fran

http://www.youtube.com/watch?v=oehtqzc9o-w

Av. El Fortim (Ed. Antiguo Club Náutico)
17220 St. Feliu de Guíxols
Tel: 972.32.69.58
Mob: 617.88.54.54
www.piscisdiving.com