¡MUCHAS GRACIAS A TODOS AQUELLOS QUE VINISTEIS A LA LIMPIEZA!
FUE UN DÍA MARAVILLOSO
Y
EL MAR NOS LO AGRADECIÓ
Muchas gracias.
Temprano, muy temprano ya estábamos dándole caña a la mañana del domingo. Eran las 6h de la mañana y hacía un frió que te caigas. El sol a penas se vislumbraba en el horizonte. Un mes de preparación empezaba a dar sus frutos.
20 voluntarios habían estado mimando hasta el último detalle: la música, los petardos, los bocatas, las carpas, el mural de los deseos y un largo etc. Y todo en su sitio. La explanada del Fortín nunca la vi tan bonita.
El primer petardazo a las 8 de la mañana me pone las pilas, eso y los 2 cafés bien cargados. El mar está precioso, un poco de mar de fondo y el agua bien caletita. Los buzos van llegando uno tras otro, se les ilumina la cara con una sonrisa de oreja a oreja. Hoy la misión es destruir al enemigo, es desgarrar de porquería el fondo de nuestra Mar Ganxona de un montón de desperdicios humanos que yacían inertes por los siglos de los siglos, amen, serian extraídos de sus profundidades.
Buceadores de todas las tribus colindante se habían sacrificado un día de este mundo occidental y cargados con red en mano se disponían a limpiar el fondo submarino de Sant Feliu de Guíxols.
Voluntarios también en superficie, con bolsas cedidas por padi, recogían porquería por un tubo. De todo….
Angustias, el buceador, era del mismísimo Sant Feliu de Guíxols, amante de la mar Ganxona y conocedor de sus fondos. Acompañado de sus familiares respectivos y en un arrebato de que aquello se fuera a terminar, era una excabadora, recogiendo todo lo que estaba a su alcance y al alcance de sus compañeros. Por si esto no fuera poco, cargando con redes hasta las trancas, trapos, tuberías, un juego de aletas, máscara y tubo, la bandera catalana y demás enseres subacuáticos, vió una rueda. El dibujo no estaba mal, era 185/60/13 Pirelli y los mejillones aun no se habían adherido, tampoco se le notaba ningún llantazo, en general se podría decir que se podría recuperar, pero claro, plantearte llevártela a superficie desde 18 metros de profundidad después de ir más adornado que el árbol de navidad del corte inglés, plásticos compresas, preservativos, trapos, toallas grasientas, era como ponerle la guinda al pavo o el cascabel al gato.
Los compañeros, al tanto de la seguridad de Angustias le insistían una y otra vez que se deshiciera de tal engorro. Viendo que el ascenso iba a ser imposible, Angun suelta lastre y con cara de pena ve caer el neumático al fondo, inerte, inmóvil, impotente, cae en el azul…. Me pone una carilla de pena al salir a superficie…. La de los compañeros es brutal, se parten el pecho.
La recogida ha sido bestial, todo un éxito y yo me pregunto,
– “Cuantos sitios así habran alrededor de nuestras costas ¿hasta cuando?”
Que grande que eres Angustias.
De mientras, en las carpas que montamos, los niños pintan peces y piden deseos: curar el mar, proteger el mar, cuidar la naturaleza, protegerla, uno tras otro papeles colgados de una cuerdecita son volados al son del viento dejando en el ambiente ese sentimiento de amor hacia la Tierra. Paz.
Todo un éxito la reunión. Todo quedó algo más limpio, incluso la conciencia de personas que no sabían de la maravillas de fondos que rodean nuestra población. Seguro que nos dará las fuerzas suficientes como para seguir luchando por la Reserva Submarina de Sant Feliu de Guíxols.
Gracias tanto a los 80 buzos como a los que limpiaron en superficie, como a los voluntarios, muchas gracias a todos, sin vosotros, sin vuestra voz estaríamos más lejos que ayer de conseguir un lugar protegido limpio y en harmonía con la naturaleza.
Buen buceo buzos,
Fran
Piscis Diving
Av. El Fortim (Edificio del Antiguo Club Náutico)
17220 St. Feliu de Guíxols
Tel: 972.32.69.58
Mob: 617.88.54.54