A continuación: Cuaderno de Bitácora Piscis Diving, 10.09.07 : “Buzos de cacería”

DOMINGO 7 de Octubre 2007
LIMPIEZA DE FONDOS MARINOS EN ST. FELIU DE GUÍXOLS
+
¡¡¡DESPEDIDA TEMPORADA 2007!!!

AIRE + SALIDA GRATUITO
– Reunión en Piscis Diving a las 9:00h

– Para reservar, llamar al 617.88.54.54 –

_____________________________________________________________________
Cuaderno de Bitácora Piscis Diving, 10.09.07 : “Buzos de cacería”
Hola buzos,
De lleno ya en septiembre y comenzando a saborear lo mejor de la temporada. Ya sabéis que en septiembre es el mejor buceo del año si las condiciones marítimas nos acompañan. El agua está algo más fría que el año pasado por estas fechas. Nos recibe con una temperatura de 23 grados en la superficie y unos 21 grados en lo más profundo del maravilloso arrecife de Port Salví, en pleno corazón de la Costa Brava con una visibilidad que ronda los 15 metros y una fauna a rebosar.

Desde Piscis Diving, a lo largo de 8 años, nos hemos preocupado de enseñar a nuestros buzos la importancia de dejar unos fondos en condiciones, dejando las zonas de inmersión y alrededores mucho mejor de lo que las encontramos ya hace ahora 8 años. Este año un puñado de buceadores nos dimos cita para concentrarnos y que, todos a una, ayudemos en la recuperación de una especie en concreto. Esta especie fue la Gorgonia blanca. Su forma es la de un candelabro, solo le faltarían las velas. Los pólipos de esta colonia de animalitos son voraces depredadores de plancton. El paseo por el arrecife en aquellos días oscuros de finales de otoño le dan un siniestro aspecto, incluso si das con alguna de aquellas urnas mortuorias que tira la gente por el acantilado. La alucinación esta garantizada. Nada más hace falta que la dosis de nitrógeno sea la correcta.

8:30 de la mañana:
Los buzos listos y operativos se encuentran en el centro a la espera del briefing. La misión es concreta: las gorgonias están siendo asfixiadas por una especie que está proliferando en la costa. No es el cangrejo americano, no es la cualerpa taxifolia, no es el deshielo de la patagonia, es el sedal abandonado a su suerte que se debate en la agonía después de haber nacido para perderse enredado en el arrecife. Su tamaño es tal que no tiene escrúpulos en estrangular a corales, gorgonias, erizos y peces que quedan enganchados en sus dientes de acero. Los anzuelos son de gran tamaño y de pequeño también. El plomo deja todo teñido de un color gris, señal de que la muerte pasó por ahí. Los pulpos, en busca de juguetes, llenan su cueva de estos plomos contaminantes, que a lo largo de decenios irán causando la muerte a todo organismo que se encuentre en la pirámide alimenticia. Hasta 17 piezas de plomo se sacaron de un nido de un pulpo. El suelo del nido es un fango de color gris oscuro que recuerda a las cloacas urbanas.

Los buzos, armados con redes y cuchillo en mano, se dirigen a la zona de inmersión. Caras de ilusión y un espirito de hermanos envuelven el barco. Me encanta la sensación que tengo. Me siento tan feliz de ver tantas personas preocupadas por su naturaleza. Sé que no son todos los que están. Los hay que desde su trabajos nos dan el apoyo y el día que vienen a bucear limpian y pagan su deuda con esta mar mediterránea.

Los buzos se ponen de acuerdo en superficie. Los grupos están listos. El más joven tiene 14 años y ya puede bucear . La tarea les lleva 50 minutos de buceo. El objetivo: las paredes de Port Salví, conocida como una de las mejores inmersiones de la península ibérica. Las paredes están que dan pena: sedales estrangulando a las gorgonias, latas de cerveza, una cañería de pvc de más de 4 metros, un carro, una señal, masas y masas de sedales y redes, azulejos, una mesita de Tv., una silla de despacho, etc, etc, etc….

Los buzos apenas rompían la superficie cuando, de la cara de satisfacción que llevaban, soltaban el regulador de la boca y a regañadientes decían que quedaba mucha mierda ahí abajo. Cada buzo llegaba cargado hasta los dientes. Algunos apenas aguantaban en superficie con el peso de aquella cacería.

Un bocata, una coca cola y 2 horas 30 de intervalo en la superficie y ya se encontraban operativos aquellos hombres rana con sonrisa de oreja a oreja. Esta vez con el objetivo más claro: la zona se repetía. Aquello que en la primera inmersión les revolvía las tripas por dentro sabían que se lo iban a poder quitar de encima. Una mochila menos en nuestra conciencia. Y así fue. Lo buzos salían con sus tesoros y la cara de satisfacción era un cuadro de alegría. Cada buzo traía algo y pedían ayuda. Apenas lo podían aguantar en la superficie. Las redes estaban a reventar. Incluso en una de ellas, dentro de alguna botella sacaban a un pulpo del tamaño de una naranja que, clavándonos los ojos y frunciendo las cejas, se preguntaba qué narices estaban haciendo aquellos seres humanos. No entendía ese comportamiento anormal de recoger la porquería del mar.
El pulpo acabo escurriéndose de la mano de uno de los buzos y resbalando por el liquido se hundió en el mar.

Muchísimas gracias a todos los que pudisteis venir. Sé que el día elegido no fue el mejor. La próxima limpieza será el sábado 7 de octubre, aprovecharemos para celebrar el final de la temporada 2007 y ver 4 videos tomados este veranos en nuestras inmersiones.
Muchas gracias también a los que no vinisteis. Es raro el día en el que un barco después de hacer una salida no traiga algo de porquería sacada por alguno de los buzos.

Gracias.

Buen buceo,
Fran.

Piscis Diving

Ctra. de Girona 97-103
17220 St. Feliu de Guíxols (Girona)
Tel: (+34). 972.32.69.58
Mov: (+34). 617.88.54.54
E-Mail: piscis@piscisdiving.com
Web: www.piscisdiving.com.