Cuaderno de Bitácora Piscis Diving, 29. Junio. 2005:
Hola buzos,
¡Qué caloooooo!!!, madre mía… El verano ha llegado, las hogueras están ardiendo, los petardos a tope y los oligoelementos empiezan a aparecer, que neptuno nos pille confesados.

Un buzo me decía este fin de semana que cuándo organizaba una inmersión a más de 60 metros. Decía que él era donde se sentía cómodo. A demás de otras barbaridades que llevo escuchando estos días cómo que normalmente salen de playa y que en nuestra zona se hacen la 1ª, 2ª, 3ª cueva, Jardín y Red en una inmersión y se hacia 9 Km. en bicicleta, y luego un ratito de futing … Creo que se ha escapado de los juegos de la mediterránea que están celebrando en Almería, o a lo mejor un golpe de calor, o una subida de hormonas de aquellas bestiales, o todo junto. No sé.
Estos oligoelementos no son el palangana.
¿Os acordáis del palangana? Aquel instructor que no tenía ningún tipo de escrúpulos en bajar a un buzo en su primera inmersión de aguas abiertas del curso open a 27 metros y que luego remataba sacando de su nido a un pulpo que llevaba toda la semana ventilando su camada para hacerse la consecuente foto con la alumna buenorra? (que evidentemente siempre se cogía para él, los malos para los ayudantes con titulaciones inferiores)
¿Os habéis dado cuenta la cantidad de Rambos que tenemos en nuestra afición? Estos buzos, la mayoría de la antigua escuela (aunque no todos), recibieron una instrucción más basada en lo militar que en el simple hecho de estar a gusto en el agua. Lo que han ido trasmitiendo estos instructores a sus buzos nada tiene que ver con la esencia del buceo, que para mi entender se trata de estar relajados debajo del agua y pasar lo más desapercibidos posible. Un erizo no es para cortar después de cada inmersión y montar el espectáculo, cumple su función en esta pecera que tenemos tan cerca de casa, que es algo más grande de lo normal, pero igual de sensible.

El palangana al parecer ha desaparecido de la escena absorbido por un mercado que hace del boca a boca su escudo ante semejantes personajes, que desgraciadamente desaniman a la gente a no seguir con esta maravillosa afición.
Y lo que son las cosas de la vida: ha llegado a mi un alumno suyo que pasará a formar parte del equipo de Piscis Diving. Cuando le vi el carné de buceo con el nombre del palangana no me pude resistir a preguntarle por su curso: lo de antes explicado, multiplicado por tres:
– La primera inmersión de aguas abiertas del curso open, al boreas. ¿Qué os parece? Un barco hundido a 32 metros de profundidad, visibilidad nula y ni un brifing y en el último momento: tu vas con este de compañero. ¡Pa flipar con el oligoelemento!
Con Dani, a día de hoy, ya hemos empezado con el reciclaje. Empezando por el primer nivel hasta el último.

Esta semana el mundo del buceo está de enhorabuena:
– Angels, Dive Master de Piscis Diving, siempre pendiente del buzo y persona que jamás vi molestando a un ser vivo se ha convertido en instructora. Angels, enhorabuena de mi parte y seguro que de parte de cualquiera que haya podido bucear contigo. Esparce nuestra religión de respeto hacia el mar y hacia nuestros semejantes.

Felicidades.

Buen buceo buzos,
Fran

CONSULTA TODOS LOS CUADERNOS DE BITÁCORA EN : www.piscisdiving.com