Cuaderno de Bitácora Piscis Diving, 8. Junio. 2005:
Hola buzos,
¡Qué buena que está ya el agua! 17 graditos en superficie, con una media de 16. En las próximas semanas irá subiendo un grado aproximado cada 10 días hasta alcanzar la locura de 26 grados en pleno mes de agosto. La visibilidad mejorando. En algunas zonas 14 metros en otras 10 – 12, depende de la concentración de plancton. Los buzos encantados por el erotismo que derrocha a diestro y siniestro el arrecife de port salvi. La fiesta termina de empezar. En cada hueco, en cada grieta, en cada hendidura de la piedra tenemos fiesta erótico festiva …

Parece mentira que de un día a otro pueda cambiar tanto un cacho de roca como es el arrecife de Sant Feliu de Guíxols. Las castañuelas que hasta hace unos días las observábamos a un metro por encima de la roca se han empezado a cobijar en las grietas que forma la piedra. Su táctica es mantener el nido lo más limpio posible llegando a darle con sus aletitas golpes bruscos que desplazan cualquier granito de arena, alga o animal. Los pulpos han empezado a llegar. Hay días que contamos hasta 6 pulpos por inmersión. Los más avanzados empiezan a coger posiciones en los nidos más protegidos. Los tordos, petos, carboneros se les puede ver portando alguna alga que depositan en las paredes formando una alfombra, que ríete tú de las alfombras persas.

¡Madre mía como está el ambiente! Termino de pasar por la tercera cueva y había montado un festival que flipas. Las castañuelas se estaban enrollando las unas con las otras. Los pulpos no paraban de tocarlo todo. Las escórporas con cara de pocos amigos como siempre (se ve que estas poco joden). Las sepias como siempre haciéndose ver con sus colores psicodélicos y los pepinos de mar haciéndoseles la boca agua pues ellos al no tener la temperatura que requiere su reproducción esperan tumbados a que llegue su turno, que será a mediados de agosto cuando comienza su baile nupcial. Creo que de todos los animales que pueblan el arrecife del Port Salvi estos son los que se les podría incluir en cualquier espectáculo erótico de esos que le suelen poner los dos rombos, pero para eso nos tendremos que esperar al mes de agosto cuando estos seres, que nos pasan tan desapercibidos, comiencen a ponerse erectos sobre su cuerpo y empiecen a soltar sus semillas que navegaran libremente hasta encontrar un sitio donde comenzar una nueva vida.

Es curioso ver a un ejemplar de pepino de mar de color blanco, pero aquí en Sant Feliu tenemos a blanquita. Blanquita es un pepino de mar del tamaño del royo de papel de aluminio que vive en la piedra que llamamos el bou. Esta piedra se encuentra en la parte más alta del jardín a unos 12 metros de profundidad. Vive allí durante todo el año y ya son muchos años que la vengo observando. Blanquita, que es el nombre con el que la he bautizado, es un marisco muy apreciado en Cataluña, llamándosele también espardeña de mar y siendo esta uno de los mariscos más caros que se pueden comprar. Ya casi no quedan ejemplares de este color, pues el elevado precio que se suele pagar la pone en peligro constante. Es una pena que este animal de apenas 40 cm. sea aniquilado para poder comer un pedacito de ella de apenas 3 cm, pero bueno, de momento a nadie se le ha ocurrido tocarla y por eso lleva aquí unos cuantos años metida en una grieta de apenas medio metro de profundidad y 5 metros de largo. Mucha suerte blanquita y espero ver como te reproduces al final del verano.

Buen buceo buzos,
Fran