Cuaderno de Bitácora Piscis Diving 8.Septiembre.2004:

Hola buzos,
Sábado 9:00 horas. La puntualidad de los buzos me deja asombrado. Faltan apenas diez minutos para el briefing y ya está todo el mundo con la goma puesta. Los buzos los conozco casi a todos, bromas, risas tonterías y todo listo. En principio se va a hacer la 3era cueva, con los más noveles me quedaré a poca profundidad y el resto podrá bajar algo más profundo, aunque si os digo la verdad estos días merece más la pena estar a poca profundidad, pues la termoclina salta de unos lúdicos 24 grados a 16 metros a unos 18 grados en el resto del líquido. La termoclina hace un efecto muy curioso. Cuando es así de radical y la visibilidad es buena, puedes ver los peces codificados, o pasarte toda la inmersión pensando que tienes la máscara completamente empañada o lo que es peor una sola nubecita justo delante para tocarte los huevos y joderte el buceito, a eso le llamo yo: la maldición del buceador. Yo he desarrollado, después de muchas máscaras, una serie de triquiñuelas, incluso tengo un rito el cual evitaré contar por ser muy escatológico, (os juro que en las máscaras de alquiler no lo he probado) .

Salimos del puerto hacia la inmersión, veo algo de espuma salpicando, esta mañana a primera hora estaba plana, salimos hasta notar que la mar va ha hacernos pasar un rato incómodo, decido ir al lugar alternativo (Planetas de 0 a 24 metros que se alcanzan progresivamente). En este punto tenemos una boya sumergida donde nos amarramos para así evitar tirar el ancla. La visibilidad no parece ser tan buena como en el otro punto de buceo, al estar más próximo a la bahía de Sant Feliu y haber llovido la noche anterior las aguas fluviales le dan un tono oscuro y no azul como teníamos en el otro buceo.

La verdad que el buceo está siendo relajado, unos pulpos, una cigarra, un santiaguiño, una morenita pequeña y …… que coño es eso!!! : veo a Ton de rodillas en el fondo con los brazos delante como si fuera a recibir la comunión, de pronto me doy cuenta que algo esta pasando, dos buzos se dan la mano, uno de ellos lleva una digital, y se ríe marcándole el OK a su compañero recién conocido y al que parece haberle tocado la primi, el motivo de tal impulso de adrenalina no es una manta, no es un tiburón, es una maravillosa liebre de mar, que con sus alas y movimientos va avanzando delante de nuestras máscaras, regalándose unos maravillosos minutos y dejando a todo el mundo con un buen sabor de boca y las pilas cargadas para los próximos días.

No estamos en un mar tropical, pero tenemos verdaderas joyas. Nos habéis preguntado como es que hacen tantas campañas de protección del bosque y del mar lo único que dicen es que no comas pezqueñines, yo no sé si es que al estar tanto tiempo en el mar me fijo mejor, pero yo juraría que en cien metros cuadrados de arrecife se pueden ver más animales que en 100 metros de bosque!, será que debajo del agua no se ve el humo…….

Buen buceo buzos,
Fran

PISCIS DIVING
Ctra. de Girona 97-103
17220 Sant Feliu de Guíxols
TEL: 972.32.69.58
MÓV.: 617.88.54.54

piscis@piscisdiving.com