Cuaderno de Bitácora Piscis Diving 6.Julio.2004:
Hola buzos,
El sábado hicimos nocturna, por fin lo hemos conseguido!!! si no era por la corriente era por la mar y así hasta tres veces. La cuestión: que el sábado era ideal para el buceo nocturno, en el centro habíamos quedado a las 21:30, para así preparar los equipos tranquilamente. Montse, Toni, Javier, Carlos, Juan, Sergio, Domenec, Ponsa, Janine y yo. En el grupo teníamos 6 personas haciendo su primera nocturna. El ambiente en el centro era espléndido, lleno de risas continuadas por largos silencios. Buceadores que se acercaban y con el nerviosismo de la primera vez me contaban cuales eran sus niños monstruos. ¿Os acordáis cuando éramos críos? ¿el miedo a la oscuridad, el mirar por debajo de la puerta a ver si se ve una línea de luz?, ¿la voz de alguien en el salón?, ¿tu hermano haciendo el capullo?, cualquier cosa con tal de distraer la imaginación hacia cualquier lugar:
– sabes, estoy un poco nervioso, ¿muy oscuro, no? ¿y si me pierdo? ¿Y si no funciona la luz? ¿y los congrios y las morenas? ¿y los niños monstruo?
– No te preocupes, ya verás como en cuanto estés en el agua rodeado de otros buzos que mueven su luz buscando algo en el fondo, buscando lo que les atormentaba y dándose cuenta que al final no es tan tenebroso como nuestra imaginación nos lo ha enseñado.

Descendemos por el fondeo hasta los 6 metros, donde aprovechamos para terminar de ajustarnos los equipos. Hemos hecho 2 grupos. Uno desciende dejando la roca a mano derecha y el otro al revés. Empezamos por la parte más profunda, empezando el ascenso a los pocos minutos dando vueltas a diferentes cuotas y encontrándonos con el primer grupo en la cima de la roca, que al estar a 6 metros nos da tiempo a hacer una parada de seguridad sin apenas darnos cuenta y aprovechando para ver el último pulpo. El último tordo dormido sobre su costado y la superficie clara y trasparente iluminada por una luna llena que nos daba la bienvenida acompañado de una brisa con olor a sandía fresca y un silencio difícil de encontrar.

La primera nocturna siempre te deja huella y la segunda y la ter……. después del buceo los comentarios eran de tranquilidad, ya no le tenían miedo a los niños monstruo, habían visto por debajo de la puerta la línea de luz de un foco de 12 vatios y habían visto a alguien que les marcaba el: ¿Ok? ¿te apetece, bajamos? A la 1:00 ya no queda ningún buzo en el centro.

Buen buceo buzos,
Fran

PRÓXIMO CAPÍTULO EN EL MAR ROJO
NOS VAMOS DEL 5.Noviembre AL 12.Noviembre

PLAZAS LIMITADAS (10 personas)
– 5 días embarcados
– 4 inmersiones diarias
– 1295€ todo incluido (Tasas y visado también)

PISCIS DIVING
Ctra. de Girona 97-103
17220 Sant Feliu de Guíxols
TEL: 972.32.69.58
MÓV.: 617.88.54.54

piscis@piscisdiving.com