Cuaderno de Bitácora Piscis Diving 1.Julio.2004:
Hola buzos
Que calor que hace!!! No tenemos un intermedio: o nos morimos de frió o el calor nos hace sudar la gota gorda. Ya queda poco para las vacaciones: costa brava, islas Baleares, islas canarias o el pueblo, aunque creo que esto último cada vez está menos de moda.

En el mar cada día tenemos cambios, tanto de animales como de plantas con la subida de la temperatura. Sobretodo a nivel superficial, muchas de las especies que durante todo el invierno han estado desaparecidas empiezan a congregarse en forma de cardúmenes a lo largo de todo el arrecife: sargos, dentones y lubinas son los más abundantes, sobretodo los sargos que suelen formar dos o tres grupos a lo largo de todo el arrecife del Port Salví. Estos sargos, como os he contado en otras ocasiones, esperan el abandono de los nidos de pulpo que a lo largo del arrecife se irán sucediendo en las próximas semanas. Este hecho coincide con la época de cría de las castañuelas, o sea, que tenemos por un lado a los pulpos intentando localizar algo de alimento, después de tres largos meses de ayuno, y a las castañuelas más agresivas que nunca, pues el pulpo al intentar buscar refugio en cualquier grieta siempre se encuentra a una castañuela que no dudará por muy grande que sea este en asestarle unos mordiscos para intimidarlo y así conseguir que se aleje del nido de ésta.
Hay momentos en los que varias castañuelas se pueden unir para conseguir echar al pulpo de la zona, por si esto fuera poco, los sargos observan pasibles sabiendo que los pulpos aun conservan algo de energía y que no tardarán en perderla en las próximas semanas. Cuando llegue ese momento todos se ponen de acuerdo y es cuando empieza la limpieza del arrecife, pues serán los mas débiles los que irán muriendo devorados por sargos y dentones.

Recuerdo una inmersión en planetas de pronto un pulpo enorme viene hacia nosotros, está encorvado hacia delante y anda sobre sus ocho tentáculos, detengo al grupo, los buzos empiezan a ponerse de rodillas en el fondo, la visibilidad es muy buena, creo que unos 15 metros, al mirar hacia los lados veo 2 enormes dentones, que creo recordar que fruncían el ceño mirando al pobre pulpo asustado, acosado, y atacado por las castañuelas que están protegiendo su nido, ventilando sus huevos con pequeños movimientos dirigidos a su descendencia y ahora preocupadas por el intruso, que acosado por los dentones y ahora con unos seres que soplan burbujas cerrándole la escapatoria no sabe donde meterse. Está acorralado a tres bandas y lo único que tiene que decidir es cual de sus salidas es la menos arriesgada. El pulpo, blanquecino y débil, tarda unos segundos en fallar su trayectoria, no sin tener mucha prisa, pues las castañuelas que ahora ya son 4 le han acertado varias veces en el ojo, el pulpo sin mas contemplación y con un gran chorro a propulsión, no duda en desaparecer, no sin antes dejar un buen chorro de tinta, que dejará entretenidas por un momento a los dentones y que no tardaran en desaparecer justo en el azul donde ya el ojo del buzo ni ve ni sabe por donde aparecerán de nuevo. Avanzamos otro poco y a la marca de 100 atm damos la vuelta, no tardamos mucho en encontrarnos otra vez con los dentones, que nerviosos como abejas revoloteando sobre la miel no paran de envestir contra un agujero de donde salen tentáculos que sacuden puñetazos con la misma efectividad que Ruiz Mateos. Nos detenemos un momento, pero de seguida comenzamos la vuelta pues el espectáculo nos ha hecho perder 30 atm y aun debemos llegar al fondeo.

En resumen, nada más decir que hay que prestar especial atención a cualquier situación fuera de lo normal y así conocer mejor el arrecife y poderlo respetar y sobretodo comunicarlo al compañero al final de la inmersión, pues siempre al compartir información siempre se pueden sacar conclusiones muy interesantes.

Estoy algo triste, al parecer los buceadores no le importamos mucho al estado, pero qué iluso que soy! si ni siquiera se preocupan por la línea costera! Ah, claro, como cuando tu tiras cualquier cosa en el mar desaparece como por arte de magia… ¿no creéis que si dedicaran algo de tiempo en la televisión publica a educar al ciudadano a hacer cosas tan simples como no tirar una compresa por el bater, no iría todo mejor? La televisión está que da asco, no es una televisión educativa, no hay valores. Situaciones que se podrían reeducar desde esta herramienta tan importante, se quedan en el cajón de cualquier directivo que según ley cobran sueldos millonarios y lo único que les preocupa son los balances al final del año.

Me contaba un gran buzo un día:
– Fran, hemos buscado fondo con la sonda del barco, cuando hemos encontrado la profundidad que teníamos planeada hemos fondeado el barco y nos hemos sumergido hasta el fondo sin darnos cuenta ni saber donde estábamos nos hemos encontrado una nube de compresas y preservativos que flotaban inertes delante de un colector abierto que soltaba todo su vómito de desechos humanos que el mar se iba a encargar de repartir por todo su litoral, y que tardaría muchos años en deshacerse de ellos.

Hasta ahora el mar era un coto inaccesible, ahora hay buceadores y lo estamos vigilando y cuidando. Se ensucia nuestro área de divertimento. Ahora somos pocos, pero dentro de pocos años seremos muchos que estaremos vigilando y limpiando y entonces igual conseguiremos ver lo que nuestros abuelos nos contaron un día y todo gracias a nosotros buceadores. De momento este año meteré en el agua a 90 niños de la E.S.O en el agua para que empiecen a hablar de su arrecife, del arrecife que tienen delante de casa y que es tan rico. El año pasado fueron 75, este año 90, seguro que si les cuento mis historias de los pulpos cuando se compren su primera nenrod (máscara) y vean su primer pulpo no lo querrán matar sino observar y ver sus evoluciones.

Buen buceo buzos,
Fran

PRÓXIMO CAPÍTULO EN EL MAR ROJO
NOS VAMOS DEL 5.Noviembre AL 12.Noviembre

PLAZAS LIMITADAS (10 personas)
– 5 días embarcados
– 4 inmersiones diarias
– 1295€ todo incluido (Tasas y visado también)

PISCIS DIVING
Ctra. de Girona 97-103
17220 Sant Feliu de Guíxols
TEL: 972.32.69.58
MÓV.: 617.88.54.54

piscis@piscisdiving.com