Cuaderno de Bitácora Piscis Diving 19. Mayo. 2004:

Hola buzos,
En este momento creo que estamos a unos 23 graditos, SÍÍÍÍÍ!!! y parece que cada vez se acerca más el verano. Sí, esa época en la que se puede ir incluso en manga corta. Y, como no, con el solecito el calentamiento del agua, que aunque no lo parezca ya esta lo suficiente calentita como para ir con un 5mm y un chalequito. Haber si este fin de semana tenemos suerte.
El pasado fin de semana empezasteis a salir de debajo de las piedras. Yo mismo al pasar por encima de una de ellas, vi como le sobresalían las aletas a un buzo con cara de asustado. Me empezó a contar de su pre-inmersión… como? que todavía no sabéis lo que es una pre-inmersión? Pues os cuento: es ese día anterior a tu primer buceo del año. Ese día en el que eres capaz de deshacer la mochila del equipo 3 veces para comprobar si has metido las puñeteras aletitas, y lo sabes, lo sabes, pero nada, a las 11 de la noche a dar la barrila a los vecinos con los trastos pa riba y pa bajo y como encima la pareja no bucee ya tenemos la historia : ¿y con el tiempo como está vas a ir a bucear…?¿podríamos ir al ikea a comprarle la lámpara aquella tan chachi a mi madre no crees…? Las respiraciones se hacen rápidas y entrecortadas, pero tú lo sabes, te tienes que relajar y empiezas a respirar lentamente, poco a poco, ahí comienza la pre-inmersión (por lo de la sudoración y el nerviosismo que te ha producido la preguntita no te preocupes, suele ser relativa al síndrome de abstinencia del momento). Y cuando llega la noche es lo peor, las vueltas que llega a dar la cabeza!!!
Un buzo me decía:
– Que noche he pasado!!! resulta que soñé que buceaba tan tranquilo y de golpe y porrazo me daba cuenta que todos los buzos se habían puesto la botella al revés y que los plomos no pesaban, entonces, al salir del agua, daba un impulso con mis aletas y salía mi cuerpo completamente fuera del agua (incluso yo diría que volaba por encima del barco) hasta que me decían: “deshincha el chaleco un poquitito que con tu seguro solo te cubre hasta 40 metros de profundidad, e, y, u, excluyen los vuelos rasantes!!!.

Qué me vas a contar a mí! Eso nos pasa a todos cuando llevamos tiempo sin bucear o cuando vamos a un sitio diferente del que estamos acostumbrados, es por los nervios del momento, pero no pasa nada, un poquito más de cuidado y ya está, otro buceo para el cuaderno de bitácora.

Este fin de semana sin ir mas lejos, (esta mal que lo diga, porque aprovecharse de las desgracias ajenas no está bien), pero mi gran amigo y buceador Sergi tenía todo lo que son los senos y trompa de eustaquio hasta arriba de mocos y, reconociéndolo al mismo tiempo que yo le animaba a no bucear en esas condiciones, aproveché para meterme un buceito mientras revisaba los fondeos y Angels me hacía la guiada. Qué bonito que está todo con los peces preparando sus nidos!!! Los pulpos y las sepias también están por la labor. No hay que molestarlos ahora.
Como han cambiado las cosas, antes un pulpo encobado no duraba una inmersión, los clubs más importantes se metían su correspondiente mariscada el sábado al medio día: langostas, pulpos, sepias… Habían incluso los que bajaban con botella y arpón. Hoy en día, después de apenas una década, cuando el buceo ha llegado a todos con esta fuerza, sería inconcebible que un buzo cogiera nada sin que el resto del barco le llamara la atención y yo efectivamente le hiciera volver al puerto a aleta.

Creo que vamos en buen camino y a nada que nos preocupemos conseguiremos algún día ver la costa protegida y libre de contaminantes. Las cosas cambian, el martes estuve en un curso de asistencia medica, fui a comer con el resto de los instructores y, ¿a que no sabéis cual fue el tema central? Los hijos de uno y del otro, que si ha cogido fiebre, que si empieza ahora la guardería, parecía una reunión de esas que hacía en casa mi madre y en el que el tema central era la evolución de los piltrafillas que como yo pululaban por allí. Las cosas cambian y esos mismos padres quieren un día darse un paseo con su hijo por los fondos de un mar que yo creo que entre todos conseguiremos dejar mejor de lo que nos lo hemos encontrado.

Ah! Otra cosa, ya empiezan a verse concentraciones de medusas y ya sabéis lo que significa, que con ellas llegan los peces luna y, como no, este fin de semana ya se han visto 2. Aunque si os digo la verdad el que los vio fue Sergi haciendo de barquero. El mismo Sergi que no bajó y que estaba hasta arriba de frenadol, no sería justo decir que no me lo creo porque otro de los buzos (David) me dijo que el también los había visto, ¡¡¡mira Fran, ahí, ahí está!!! ¿lo ves ? aquello, sí aquello. – David, aquello es una bandera roja y con forma de boya, ósea o es una boya o es un pez luna que le han clavado una bandera. Bueno, les daremos un boto de confianza.

Buen buceo buzos,
Fran

PISCIS DIVING
Ctra. de Girona 97-103
17220 Sant Feliu de Guíxols
TEL: 972.32.69.58
MOB: 617.88.54.54

piscis@piscisdiving.com